¿Útil? No está nada mal. Es finísimo, con una buena imagen y
ningún problema de ángulo de visión.
¿Vital? Una buena inversión para darle categoría a tu
salita o dormitorio, con una TV de 15 pulgadas de alta
calidad.