dvd portatil

Con el advenimiento de más y más ordenadores portátiles con unidad DVD-ROM, el humilde reproductor DVD portátil corre el riesgo de convertirse en una frivolidad superñua o un simple juguete cato. Lo cual encaja con el paso dado por Toshiba con su reproductor portátil SOP1000. Es más comparto que las unidades portátiles actuales, pesa menos de un kilo y lleva una pantalla de 5,8 pulgadas Widesreen Active Matrix Display con 800×480 píxeles de acción. Incluye también la actual ristra de salidas de audio y vídeo, incluyendo audio digital coaxial y S-Video. Entre los extras se cuentan su imagen de escaneo progresivo, su compatibilidad 24bits/KHz estéreo y su zoom de cuatro aumentos.
Pero este reproductor puede manejar además DVD-Rs, CD-RWs y, lo que es aún más sorprendente, DVD-ROMs. Si, con una tarjeta Atapi opcional puedes conectarlo a cualquier PC o portátil como unidad DVD externa e incluso acceder a algunos extras del DVD-ROM en tus películas a través de la propia pantalla de tu máquina. Desgraciadamente, aún no está nada claro que este Toshiba se distribuya algún día en España.