robomower

Ya te hemos hablado en alguna ocasión de las aspiradoras Dyson DC06 y Kárcher RoboVac, capaces respectivamente de limpiar una habitación y de ajustar su potencia a las necesidades de la superficie que aspira. También hemos mencionado alguna vez al robosirviente Cye-SR, un mayordomo que se traza un mapa mental de toda la casa y puede guiarse desde un ordenador.
Pero estos juguetes tienen la desventaja de que, por su naturaleza intradoméstica, difícilmente hay ocasión de mostrarlos a los vecinos. Se usan en el interior de las casas. En cambio los cortacéspedes son ideales (para quien puede permitirse una casa con césped, claro) porque no hay más remedio que exhibirlo en público.
Entre las propuestas más robotizadas destacan el Robomow RL-500 de Fríendly Robotícs, que emplea un avanzado sistema de telemetría que le sirve de guia para respetar las flores y la valla que separa el jardín del vecino, y el Auto Mower y el Solar Mower de la marca sueca Husqvamo. Estos cortacésped precisan la guía de un cable (puede dejarse en la superficie o enterrarse unos centímetros) que se instala en todo eí perímetro del césped: (os aparatos contienen unos sensores que detectan la señal del cable y se orientan en función de su recepción.