La solución de soft
Luego de tener definido el almacenamiento, deberemos disponer de al menos uno o dos servidores dedicados a la solución de software. Estos servidores se llamarán “Metadata Controllers” (o MDC) y actúan como el controlador de tráfico desde y hacia la SAN donde están alojados los discos. Los MDC solo cumplen la función de control, y generalmente no son los encargados de compartir la información. Habitualmente se utilizan dos MDC para poder tener la posibilidad de Failover en caso que uno de los equipos salga de servicio. De esta forma se garantiza la continuidad en línea de los datos.
A los encargados de compartir la información se los denomina clientes. No debemos confundir el concepto de “clientes” con sistemas operativos de escritorio, dado que también se pueden utilizar sistemas operativos de servidores. Por ejemplo, el caso clásico es tener 2 MDC y luego un Windows Server con el cliente de software instalado para que de esta manera acceda al storage y pueda hacer sharing de los recursos. La ventaja es que el software cliente es multiplataf’orma e independiente de los MDC. Gracias a esto podemos acceder al storage con clientes Windows, MAC OS, Linux y Unix, sin importar qué sistema se ejecuta en el MDC. Para hacerlo más claro, podemos tener dos MDC Red Hat Enterprise Linux controlando el storage, y luego los clientes pueden ser sendos Windows Servers. Esto se debe a que el software tiene su sistema de archivos propietario y de esta manera se logra el acceso multiplataforma. También podemos tener sendos clientes de software instalados en estaciones de trabajo regulares, si es que ellas necesiten acceder al storage SAN de manera directa. El caso de las islas de edición, que mencionamos antes, sirve como ejemplo de esta situación. La idea de la solución es juntar múltiples LUN de datos y agruparlas bajo un solo paraguas, a fin que sean vistas como un único volumen. Es por ello que, por ejemplo, podríamos tener 3 cajones de discos de 32 TB y mediante la solución agruparlos como uno de 96 tb. De paso, la solución se encarga de distribuir equitativamente la carga entre los 3 cajones a fin de maximizar la performance. Como se imaginan, es mucho más eficiente acceder a 3 cajones en simultáneo. Otra solución que implementan estas soluciones es el concepto de metadata, que seria como la tabla de asignación de archivos de un disco común. Lo que se puede hacer para maximizar la performance es sacar la metadata fuera del almacenamiento donde residen los datos y ponerlos en una LUN separada. Como la metadata es muy pequeña en tamaño, tenerla mezclada con los datos provoca degradaciones en el rendimiento. Esto se debe a que la metadata es altamente transaccional y ocupa mucho tiempo de disco a nivel acceso. Una configuración clásica en estos tipos de implementaciones de alta capacidad es, por ejemplo, tener 3 cajones de 32 TB con discos de 7200 RPM para la data y, luego, un cuarto cajón con discos de 15000 RPM en RA1D1 o 10 para la gestión de la metadata.