Hacia una capacidad de almacenamiento casi ilimitada
¿Los discos con patrones de bits de Toshiba van a cambiar el panorama HDD?
Si pensabas que los avances recientes en el desarrollo de la tecnología de los discos duros para PC eran importantes, las más recientes noticias tal vez te revelen que no has visto nada todavía. Si creemos lo dado a conocer por Toshiba en la Conferencia Sobre Grabaciones Magnéticas en San Diego, esta firma ha logrado una innovación en su investigación relacionada a medios con patrones de bits la cual podría hacer que incluso 2 y 3TB parezcan minúsculos, aun cuando en la actualidad se encuentren a la cabeza de la cadena alimenticia computacional.
Los discos actuales almacenan la información de manera contigua en cientos de granos magnéticos (o bits) extendidos sobre toda su superficie. Como se crea un pequeño espacio entre el polo norte de un bit y el polo sur de otro, esto provoca desconfianza y la posibilidad de que los bits ‘se volteen’ cuando la cabeza pase sobre ellos.
Por otra parte, los medios con patrones de bits dividen la superficie de grabación (la capa magnética) en muchas secciones uniformes (o patrones servo), cada una de las cuales contiene sólo unos cuantos de esos granos magnéticos. Cada uno de éstos (puntos de 17 nm fabricados con el uso de una máscara de grabación hecha a base de un polímero auto-ensamblado) es capaz de guardar un bit de datos, que en teoría permite densidades de área mucho más altas de las obtenidas en la actualidad. La organización de los datos en patrones de hileras (con brechas no magnéticas entre ellos) imita a los marcadores de manera que resulte más fácil y rápido localizar los datos almacenados más adelante. (De acuerdo con un comunicado de prensa de Toshiba, cuando los medios con patrones de bits se usen para densidades de grabación todavía más altas, el tamaño de los puntos se reducirá a menos de 10 nm.)
Los medios de Toshiba se hallan todavía en la etapa de prototipos; sin embargo, la compañía afirma que el hecho de usar un patrón de servidor práctico permite almacenar alrededor de 2.5 terabits (Tb) de datos por pulgada cuadrada; casi 300GB almacenados en un área aproximadamente del tamaño de una estampilla postal, y casi cinco veces lo disponible incluso en los discos de mayor capacidad actuales (541Gb por pulgada cuadrada). Todo esto podría significar alrededor de 25TB de almacenamiento en un disco de sólo 3.5 pulgadas.

¿Toshiba puede hacerlo?
La firma de origen japonés espera que los primeros discos basados en los medios con patrones de bits estén a la venta en 2013, pero la verdadera pregunta es: ¿Se podrán producir en masa para entonces? El sitio de gadgets Electronista reporta que “Western Digital asevera que este nuevo enfoque está muy lejos de convertirse en el siguiente estándar industrial, pues todavía no es posible ofrecerlo a un costo efectivo”. La página menciona además la técnica de WD: grabación magnética sencilla, que podría usar pistas superpuestas a fin de obtener densidades de 1.5 a 2TB de datos por pulgada cuadrada. Pero, como sucede con los medios con patrones de bits, existen todavía algunas dudas respecto a la facilidad de lectura y escritura con este enfoque.
Queda por ver si Toshiba es capaz de cumplir sus promesas. Más adelante en el mismo comunicado de prensa que anunció estos desarrollos se apuntó lo siguiente:
Toshiba también ha tenido éxito al tener una cabeza de grabación suspendida y al permanecer en la pista de datos del BPM fabricado. Ésta es la primera vez que se demuestra la operación de servo-control de una cabeza de grabación suspendida sobre un medio con patrones de bits con puntos auto-ensamblados. Un mayor desarrollo de esta tecnología logrará una operación HDD fundamental; escribiendo y leyendo datos de puntos individuales.
En otras palabras, tal vez algún día sea posible, pero todavía no lo es, y tal situación marca ciertos límites en lo anunciado, al menos por el momento. Pero si la empresa alcanza el éxito, los medios con patrones de bits atesoran el potencial de dar a los discos duros otra arma en la batalla con SSDs, claro, bajo la suposición de que no manejen precios exorbitantes, lo cual no sería de extrañar. Un disco duro Seagate de 2TB, que gira a 7,200 rpm y con una conexión SATA de 6Gbps, se vende en un promedio de 190 dólares en Newegg, o 9.5 centavos de dólar por gigabyte. Un precio equivalente por gi-gabyte significaría un disco de medios con patrones de bits de 25TB que cuestan 2,375 dólares.
Está bien, es probable que si los discos salen al mercado no resulten tan costosos, pero de algo sí estamos seguros, al principio no van a ser muy accesibles; no obstante, quizá sea un precio muy razonable por tener que esperar mucho, pero mucho tiempo, antes de tener que comprar almacenamiento otra vez.