De todos los smartphones de la actualidad, el Galaxy S de Samsung es el más exitoso. Posee una combinación perfecta de precio y prestaciones, y es por eso que su número de usuarios continúa creciendo cada mes. Ahora, Samsung presenta el Galaxy S II, el sucesor del ¡cónico teléfono inteligente original. Como no podía ser de otra manera, este teléfono se destaca por sus características técnicas. En primer lugar, tiene una pantalla Super AMOLED táctil de un poco más de 4 pulgadas, que funciona a una resolución de 800×480 píxeles y sorprende por su calidad de imagen. Además, cuenta con un procesador dual core: o bien el Samsung Exynos (un micro especialmente desarrollado por la compañía), o bien el Nvidia Tegra 2 Complementando estos componentes, encontramos 1GB de memoria RAM, y también 16GB de memoria interna, para almacenamiento.