Si tenemos alguna duda sobre el funcionamiento de la memoria, además de aprovechar el poderío de herramientas como Memtest86+ podemos recurrir a la herramienta Diagnóstico de memoria de Windows, incluida en Seven. Luego de iniciarla haremos clic en [Reiniciar ahora y comprobar si existen problemas] y esperaremos a que se nos ofrezca el informe. Entonces sabremos si realmente hay que limpiar los contactos -esto se hace fácilmente con una goma de borrar- o si hay un problema mayor en un módulo de memoria.
Respecto de las placas, diremos que si bien la diferencia es mínima en versiones con 1 GB de memoria de video, la recomendada es la Radeon. Tiene soporte multimonitor Eyefinity, algo de lo que es difícil volver, y funciona muy bien para jugar. En lo que tiene que ver con diseño gráfico, la GeForce es un poco más flexible, ya que tiene soporte para aceleración CUDA, utilizada por la suite Adobe CS5.