Disco IDE o AHCI

Sin comentarios »

Estimados amigos de N. Tecnologia: mi nombre es Mariano, vivo en el barrio de Belgrano, Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Leo esta revista desde hace más de un año para mantenerme bien informado sobre las novedades de hardware, y me gusta el trabajo que hacen. Acabo de reinstalar Windows XP con todos los drivers correspondientes, service packs, actualizaciones, programas y juegos que uso. Le mostré a un amigo los resultados, y como él entiende un poco más que yo, revisando el Setup del BIOS, me comentó que tengo los discos duros (son Serial-ATA II) en modalidad de simulación IDE, cuando podría tenerlos en modo AHCI (el BIOS me lo permite) y, así, activar automáticamente la función NCQ que beneficia la performance del almacenamiento. Mi consulta es si esto es así y hasta qué punto vale la pena la mejora en el rendimiento de la transferencia de los discos, porque luego de haber hecho semejante trabajo, no sé si me conviene tener que reinstalar todo otra vez para contar con esta supuesta ventaja. Mi equipo está conformado por un procesador Intel Core2Duo E6600, un motherboard Asus P5B Deluxe y dos discos duros S-ATA2 Seagate de 500 GB cada uno. No tengo mucho apuro con este asunto, ya que mi PC está recién instalada y funciona rápida como un rayo, pero agradezco los sabios consejos que puedan brindarme para saber si vale la pena reinstalar Windows otra vez o no. ¡Un fuerte abrazo! Mariano Parrella

Mariano, al activar la modalidad AHCI (y con ella, el NCQ), el incremento de la performance suele ser de hasta un 6%; cifra para nada despreciable, más aún, cuando existe un método para evitar que tengas que reinstalar Windows para poder reemplazar los drivers convencionales por los controladores AHCI que provee Intel. Para analizar qué impacto tendrá este cambio en tu equipo en particular, es aconsejable hacer un benchmark antes de empezar, con aplicaciones gratuitas como HDTach fwww.redu-sers.com/u/rnj o CrystalDiskMark íwww.redusers.com/u/mij. Como primer paso, debemos descargar la última versión disponible de los controladores (Matrix Storage Manager) del sitio web de Intel, desde el siguiente enlace: www.redusers. com/u/15k. Luego, habrá que extraer en alguna carpeta ¡os drivers mediante el siguiente comando de consola: iata88enu.exe -a -a. En este punto, debemos instalar los drivers: nos dirigimos al [Administrador de dispositi-vos/Controladoras IDE ATA/ ATAPI], donde figuran todos los canales IDE. Habrá un canal principal más uno secundario por controladora, además del de las unidades ópticas, que, en tu modelo de motherboard, está regulado por una controladora JMicron (para no tener que tocar las unidades ópticas, podemos entrar en el BIOS Setup y establecer momentáneamente el parámetro [JMicron SATA/PATA Contrôler] en [Disabled]). Ahora, en cada canal IDE, ingresamos en [Actualizar Controlador] y dirigimos al asistente para que cargue los controladores extraídos unos pasos antes (iaahci), y seleccionamos lntel(R) 82801HR/HH/HO SATA AHCI Controller. Por último, debemos ingresar en el Setup del BIOS y cambiar el parámetro [Configure SATA as] de [IDE] a [AHCI]. Volvemos a activar la controladora IDE que depende de la controladora JMicron (para las unidades ópticas), guardamos los cambios y salimos del Setup del BIOS. Al iniciar el sistema operativo la próxima vez, se instalarán los controladores automáticamente y se nos pedirá reiniciar el sistema. Al volver a iniciar, ya podremos llevara cabo los nuevos benchmarks para verificar si hubo algún incremento en la performance y de cuánto es. Podemos verificar en el [Administrador de dispositivos] si efectivamente el nuevo controlador se ha instalado (ingresando en las propiedades de las controladoras de disco y revisando el nombre, fecha y versión del controlador.

SSDNow Portatil

Sin comentarios »

TAMBIÉN PORTÁTIL
Lo interesante del SSDNow es que el paquete viene con una muy linda caja conectora USB 2.0. Gracias a esto podemos utilizar el disco como unidad externa. Si bien USB 2.0 es suficiente para un disco de 128 GB, lo cierto es que con esta interfaz se bloquea la gran velocidad de la que es capaz. La interfaz USB 2.0 tiene una velocidad de transferencia máxima real de unos 35 MB/s, por lo que se ve saturada tanto por discos SSD como por los “lentos” discos duros tradicionales. Entonces, claro está, en disco externo basado en SSD quisiéramos ver ¡mplementado el estándar USB 3.0.

Tecnología


Seagate Goflex Desk

Sin comentarios »

A la hora de almacenar información podemos encontrarnos con algunos contratiempos. En primer lugar, es probable que el disco duro interno de la computadora de escritorio haya quedado algo chico con respecto a los requerimientos de almacenamiento de la actualidad. Por otro lado, cada vez son más necesarios los dispositivos que nos permitan llevar información de un lado a otro y que superen las posibilidades de un simple pendrive, que con sus limitadas prestaciones no es suficiente para todos los usuarios. También podemos pensar en esta alternativa que hoy les presentamos si necesitamos crear copias de seguridad de nuestros datos de manera regular; para cada uno de los casos, este disco externo de Seagate es una interesante alternativa.

A SIMPLE VISTA
El principal atractivo de este disco externo de Seagate es su bello diseño. El producto se presenta con una cubierta de plástico negra y porosa que le permite reposar de manera horizontal o vertical. Además, al ser un disco que necesita alimentación externa, en el packaging se incorpora un transformador y un cable USB. Este cable bien podría haber sido más extenso, ya que al utilizarlo no podremos ubicar el disco demasiado lejos de la computadora. Aunque la solución inmediata resulta ser la adquisición de un cable más largo, lo correcto es que venga incluido Lo realmente tentador de la oferta de Seagate es que, además de ofrecerse en versiones de 1TB (el modelo que utilizamos para este laboratorio) 2 TB y 3 TB, también veremos que incluye una especie de dock o base de apoyo en donde se ubican las luces que indican la capacidad de almacenamiento del disco. Esta base brinda soporte para la interfaz USB 2.0, pero si en el futuro actualizamos nuestra PC, podremos adquirir la versión USB 3.0 del dock y sustituir la antigua base con solo descalzar el disco y conectarlo nuevamente. De esta manera lograremos aumentar la tasa de transferencia y gozar de mayor velocidad

EXPERIENCIA DE USO
Una vez que realizamos la conexión del disco, se inicia la configuración y detección del dispositivo de manera automática. También veremos que se nos ofrece instalar el software Memeo Instant Backup, que nos permitirá administrar las copias de seguridad en el dispositivo. Este programa nos permite seleccionar las carpetas que contienen información de importancia en nuestro disco interno. Luego se realizarán copias de seguridad de los datos al disco Seagate cada vez que agreguemos o modifiquemos información en dichas carpetas Toda la actividad se realiza de manera automática y, si en algún momento lo requerimos, podremos restaurar todos nuestros datos sin problemas.

CONCLUSIÓN
El Seagate Goflex Desk, es una gran alternativa, quizás similar al WD My Book, pero con el agregado de la base intercambiable, que permite adaptar el disco a las altas transferencias de la norma USB 3.0. Por otro lado, el dispositivo es silencioso, ágil y sobrio, por lo que resulta ideal como complemento para el disco interno de una computadora actual, ya sea de escritorio o portátil.

Discos duros toshiba

Sin comentarios »

Hacia una capacidad de almacenamiento casi ilimitada
¿Los discos con patrones de bits de Toshiba van a cambiar el panorama HDD?
Si pensabas que los avances recientes en el desarrollo de la tecnología de los discos duros para PC eran importantes, las más recientes noticias tal vez te revelen que no has visto nada todavía. Si creemos lo dado a conocer por Toshiba en la Conferencia Sobre Grabaciones Magnéticas en San Diego, esta firma ha logrado una innovación en su investigación relacionada a medios con patrones de bits la cual podría hacer que incluso 2 y 3TB parezcan minúsculos, aun cuando en la actualidad se encuentren a la cabeza de la cadena alimenticia computacional.
Los discos actuales almacenan la información de manera contigua en cientos de granos magnéticos (o bits) extendidos sobre toda su superficie. Como se crea un pequeño espacio entre el polo norte de un bit y el polo sur de otro, esto provoca desconfianza y la posibilidad de que los bits ‘se volteen’ cuando la cabeza pase sobre ellos.
Por otra parte, los medios con patrones de bits dividen la superficie de grabación (la capa magnética) en muchas secciones uniformes (o patrones servo), cada una de las cuales contiene sólo unos cuantos de esos granos magnéticos. Cada uno de éstos (puntos de 17 nm fabricados con el uso de una máscara de grabación hecha a base de un polímero auto-ensamblado) es capaz de guardar un bit de datos, que en teoría permite densidades de área mucho más altas de las obtenidas en la actualidad. La organización de los datos en patrones de hileras (con brechas no magnéticas entre ellos) imita a los marcadores de manera que resulte más fácil y rápido localizar los datos almacenados más adelante. (De acuerdo con un comunicado de prensa de Toshiba, cuando los medios con patrones de bits se usen para densidades de grabación todavía más altas, el tamaño de los puntos se reducirá a menos de 10 nm.)
Los medios de Toshiba se hallan todavía en la etapa de prototipos; sin embargo, la compañía afirma que el hecho de usar un patrón de servidor práctico permite almacenar alrededor de 2.5 terabits (Tb) de datos por pulgada cuadrada; casi 300GB almacenados en un área aproximadamente del tamaño de una estampilla postal, y casi cinco veces lo disponible incluso en los discos de mayor capacidad actuales (541Gb por pulgada cuadrada). Todo esto podría significar alrededor de 25TB de almacenamiento en un disco de sólo 3.5 pulgadas.

¿Toshiba puede hacerlo?
La firma de origen japonés espera que los primeros discos basados en los medios con patrones de bits estén a la venta en 2013, pero la verdadera pregunta es: ¿Se podrán producir en masa para entonces? El sitio de gadgets Electronista reporta que “Western Digital asevera que este nuevo enfoque está muy lejos de convertirse en el siguiente estándar industrial, pues todavía no es posible ofrecerlo a un costo efectivo”. La página menciona además la técnica de WD: grabación magnética sencilla, que podría usar pistas superpuestas a fin de obtener densidades de 1.5 a 2TB de datos por pulgada cuadrada. Pero, como sucede con los medios con patrones de bits, existen todavía algunas dudas respecto a la facilidad de lectura y escritura con este enfoque.
Queda por ver si Toshiba es capaz de cumplir sus promesas. Más adelante en el mismo comunicado de prensa que anunció estos desarrollos se apuntó lo siguiente:
Toshiba también ha tenido éxito al tener una cabeza de grabación suspendida y al permanecer en la pista de datos del BPM fabricado. Ésta es la primera vez que se demuestra la operación de servo-control de una cabeza de grabación suspendida sobre un medio con patrones de bits con puntos auto-ensamblados. Un mayor desarrollo de esta tecnología logrará una operación HDD fundamental; escribiendo y leyendo datos de puntos individuales.
En otras palabras, tal vez algún día sea posible, pero todavía no lo es, y tal situación marca ciertos límites en lo anunciado, al menos por el momento. Pero si la empresa alcanza el éxito, los medios con patrones de bits atesoran el potencial de dar a los discos duros otra arma en la batalla con SSDs, claro, bajo la suposición de que no manejen precios exorbitantes, lo cual no sería de extrañar. Un disco duro Seagate de 2TB, que gira a 7,200 rpm y con una conexión SATA de 6Gbps, se vende en un promedio de 190 dólares en Newegg, o 9.5 centavos de dólar por gigabyte. Un precio equivalente por gi-gabyte significaría un disco de medios con patrones de bits de 25TB que cuestan 2,375 dólares.
Está bien, es probable que si los discos salen al mercado no resulten tan costosos, pero de algo sí estamos seguros, al principio no van a ser muy accesibles; no obstante, quizá sea un precio muy razonable por tener que esperar mucho, pero mucho tiempo, antes de tener que comprar almacenamiento otra vez.