Super y multisampling
“Supersampling” es una técnica de an-tialiasing que simplemente es fuerza bruta, y era La única opción disponible hasta la aparición de la GeForce3 de NVIDIA. Un GPU (procesador gráfico) que utiliza supersampling renderiza la imagen a una resolución mucho mayor que el actual modo gráfico, y luego escala y filtra la imagen a la resolución final antes de mostrarla en la pantalla. Existe una variedad de métodos para realizar esta operación, pero cada uno requiere que el GPU renderice todos los pixeles extra requeridos por el método de supersampling. Además, ya que el procesador gráfico está renderizando más pixeles de los que se exhibirán, debe escalar y filtrar esos pixeles hasta la resolución que finalmente se mostrará. Obviamente, todo este proceso extra de escalamiento y filtración genera una significativa reducción en la performance.
El mayor problema con el supersampling es la performance. Nadie quiere ver cómo cae el frame-rate (cuadros por segundo) de un juego a la mitad o a la cuarta parte de lo que debe ser, sólo por mejorar la calidad de la imagen. Multi-sampling, como habrán adivinado, es una técnica mucho más sofisticada que brinda mayor calidad de imagen que el render estándar, con una mayor performance que el método de supersampling. Para poder utilizar multisampling es necesario un GPU mucho más sofisticado, de modo que sólo funciona en los últimos modelos del mercado.
La simple idea en la que se basa el multisampling es poner inteligencia detrás del AA, con instrucciones específicas en el centro del procesador gráfico. Esto hace que el GPU sea más complejo, pero en la práctica brinda mayor calidad y más performance. Multisampling funciona porque el procesador está “al tanto” de que se utilizarán varias “pasadas” para calcular el color final de un pixel.
Podríamos pensar en estas pasadas como unos “pixeles virtuales” extra. El procesador de la GeForce3 tiene en su interior buses más anchos que permiten manejar estos pixeles virtuales sin generar un importante sufrimiento en la performance (en teoría, y según NVIDIA, el ancho de memoria es de 7,36 GB/s). De hecho, el GPU de la GF3 puede calcular estos pixeles a máxima velocidad, con una mínima reducción del rendimiento. Así, los nuevos chips pueden hacer HRAA (antialiasing de alta resolución) casi sin problemas.