EL RELOJ QUIERE RECUPERAR TERRENOS PERDIDOS, ANDROID BUSCA NUEVOS OBJETIVOS:
En la era en que vivimos, el reloj pasó a un plano casi inadvertido, y para poder superar la depresión tecnológica y reconquistar las muñecas de los usuarios, varias propuestas vitaminizadas aparecen en el mercado. I’mWatch, un dispositivo diseñado por la firma italiana Blue Sky tomando la apariencia de un iPod Nano Touch, agrega soporte Android a un simple dispositivo que da la hora, y lo potencia con aplicaciones de agenda, y reproductor musical y de fotografías digitales. Este reloj puede conectarse a un smartphone a través de Bluetooth para sincronizarse con avisos y servicios de mensajería y redes sociales. I’mWatch da soporte de conexión para smarpthones con iOS, Android, Windows Phone y Blackberry, asegurándose más del 80°/o de compatibilidad con el mercado de telefonía móvil. Su pantalla táctil (aún no se especificó si será resistiva o capacitiva) tendrá 1,54 pulgadas de 240×240 píxeles, y una batería interna con carga de hasta 30 horas con Bluetooth activo. Además,
cuenta con un procesador IMX a 233 MHz, 64 MB de RAM y 4GB de almacenamiento. Estas características no permiten tener la última versión de Android, con lo cual se espera que, para su lanzamiento a finales de 2011, cuente con un Android 1.6 en su interior.
Para ganar adeptos, I’mWatch saldrá al mercado con una variedad de colores a un precio aproximado de US$ 320. También habrá ediciones de lujo con joyas incrustadas en materiales de titanio hasta oro blanco, cuyos precios ascenderán hasta los 20.000 verdes.