Desempeño 2D y 3D
Sony nos entregó un reproductor Blu-ray 3D a fin de probarlo con las películas Lluvia de hamburguesas, Monstruos contra aliens, y un disco demo con varias escenas de películas 3D actuales y clips
de fútbol americano y golf. En general, el efecto 3D está bien implementado y es divertido de ver, aunque no es perfecto. Para empezar, la imagen no resultó tan brillante como en 2D, debido a los lentes oscurecidos. Además, se ven fantasmas alrededor de las imágenes 3D. Pero, para ser justos, he notado esto en todos los demos 3D que he visto. Al parecer el ruido empeora conforme te apartas del centro de la pantalla.
Aunque las películas animadas son divertidas de ver, las escenas deportivas mostraron el auténtico atractivo de la televisión 3D. Ver jugar golf a los profesionales y hacer tiros desde el bunker me hizo sentir que estaba sentado en la galería, y también la vista detrás de la red durante la Copa Mundial de la FIFA resultó impresionante; no obstante, la veloz acción en 3D quizá moleste tu vista; por ejemplo, cuesta trabajo seguir el vuelo de una pelota con todo lo demás que sucede en el fondo. Muchos de nosotros en el laboratorio percibimos diversos grados de cansancio ocular luego de ver por periodos prolongados. Y todos coincidimos en que todo lo visto en la HX800 se veía mejor en 2D. La tele produjo una proporción de contraste respetable de 2814:1, medida con nuestro CS-200 Chroma Meter luego de una calibración básica en el cuarto oscuro. Esa cifra es un poco más alta que lo apreciado en la Bravia KDL-52NX800, aunque ese modelo ofreció negros un poquito más profundos (0.09 cd/ m2) que la HX800 (0.12 cd/m2). Las muestras de la escala de grises provenientes del software de diagnóstico LCD de Display Mate no mostró signos de tinte ni saturación, y los colores resultaron muy fieles.
Cuando se trata de 2D, esta Sony muestra el contenido HD de manera excelente, y su desempeño SD tampoco resulta malo. No tuvo dificultades en aprobar las pruebas de ruido HD, resolución de película y artefactos HD HQV, y las escenas de Repo Men y The Green Zone en disco Blu-ray salieron nítidas y con gran detalle. Del mismo modo, la calidad de imagen de X-Men Origines: Wolverine en HD mediante el receptor satelital del laboratorio fue muy buena. Sin importar la fuente de la señal, la retroiluminación LED produjo cierto efecto de bloom en algunas de las escenas más oscuras, pero fue mínimo y no distraía para nada. La programación de la televisión radiodifundida SD y la reproducción de DVD se veían muy bien, salvo por uno que otro borde dentado. La HX800 se las vio un poco negras con la prueba de la bandera SD HQV, esto indica una debilidad menor de desentrelazado. Pasó todas las demás pruebas con facilidad.
El televisor consume un promedio de 171 W mientras proyecta contenido de alta definición desde un reproductor Blu-ray. Eso es un poco menos que la cifra de la LN55C650 de 55 pulgadas de Samsung, modelo CCFL, aunque bastante más que la Toshiba 55UX600U, modelo de retroiluminación LED del mismo tamaño que apenas consumió 90 W en promedio en nuestras pruebas.
La mayor duda que debes plantearte es si debes desembolsar ahora en una tele 3D. Como pasa con todo tipo de producto tecnológico nuevo, la televisión 3D tiene defectos, algunos de los cuales podrían resolverse a medida como la tecnología madure; sin embargo, la Sony KDL-55-HX800 exhibe bien el limitado catálogo de contenido 3D disponible en la actualidad. Lo más importante es que su calidad de imagen 2D es buenísima, y viene con una gran variedad de aplicaciones web para mantenerte ocupado mientras esperas a que haya más contenido 3D disponible. Tendrás mejor desempeño en general con la Samsung LN55C650 de 55 pulgadas, la HDTV Selección del Editor más reciente, por cerca de 1,300 dólares menos, Pero si ya te urge ver televisión en 3D, la HX800 es buena apuesta; sólo ten en cuenta que todos los accesorios necesarios inflarán bastante el costo ya elevado de 3,400 dólares.