sony televisores

PULGADAS POR UN TUBO, PERO TUBO TRADICIONAL
Hasta hace poco, si querías un televisor por encima de las 36 pulgadas, te veías obligado a contar con que la retroproyección le pegara un buen bocado a tu cuenta corriente. Luego estaba la opción del plasma, que dejaba tu saldo en estado absolutamente cataléptico. Así que demos la bienvenida a la idea de Sony de expandir su elegante y sofisticada línea Wega con una tele plana de 40 pulgadas, que prolonga la pujanza del tradicional tubo de imagen CRT de toda la vida.
Las tecnologías Trinitron y Fine Piten Aperture Grille garantizan nitidez de la imagen, mientras que su Mutti-Image Driver significa que puedes ver señal primitiva NTSC en una porción de la pantalla, al mismo tiempo que en el resto te deleitas con una emisión de alta definición.
Esta tele estará disponible en Yanquilandia por 4.000 dólares (740.000 pesetas, 4.450 euros) para el próximo mes de octubre, aunque suponemos que no tardaremos mucho en ver una versión PAL equivalente para la vieja Europa.