TAMBIÉN PORTÁTIL
Lo interesante del SSDNow es que el paquete viene con una muy linda caja conectora USB 2.0. Gracias a esto podemos utilizar el disco como unidad externa. Si bien USB 2.0 es suficiente para un disco de 128 GB, lo cierto es que con esta interfaz se bloquea la gran velocidad de la que es capaz. La interfaz USB 2.0 tiene una velocidad de transferencia máxima real de unos 35 MB/s, por lo que se ve saturada tanto por discos SSD como por los “lentos” discos duros tradicionales. Entonces, claro está, en disco externo basado en SSD quisiéramos ver ¡mplementado el estándar USB 3.0.