Teclado y conectividad.
AUNQUE NO LO PAREZCA, UN BUEN TECLADO ES INDISPENSABLE: DESPUÉS DE TODO, ES NUESTRO MÉTODO DE COMUNICACIÓN CON LA COMPUTADORA.
Llegamos por fin a la última página de variables para adquirir una notebook. Aquí veremos características que muchas veces se dejan a un lado, o no se tienen en cuenta, a la hora de hacer una compra. Concretamente, hablamos del teclado, el touchpady las cuestiones de conectividad. Hacia allá vamos.
TECLADO Y TOUCHPAD
El teclado es uno de los aspectos más importantes de nuestra próxima notebook. A través de él haremos casi todo el trabajo dentro del equipo, y por eso debemos asegurarnos de conseguir uno con buenas características. Principalmente, lo que tenemos que buscar es un teclado estándar, que no posea una configuración extraña de teclas ni botones de apagado incómodos, por ejemplo. Lo ideal es que la notebook posea un teclado a tamaño completo, como se llaman los que se usan en las computadoras de escritorio. Sin embargo, en los modelos de pantallas más pequeñas, el teclado es inevitablemente más chico; aun así, hay modelos y modelos, y cada compañía posee distintos enfoques. En este punto, se trata más que nada de una cuestión de gustos, por lo que lo más recomendable es probar el teclado antes de adquirirlo: apenas pulsando algunas teclas nos daremos cuenta de la calidad de estas y del teclado (y la notebook] en general. El touchpad es igual de importante, ya que actúa como el mouse. Si bien en muchos casos es preferible conectar algún ratón para facilitar la navegación por la pantalla, no siempre tenemos la posibilidad de utilizarlo. Por ello, es importante que busquemos un touch-pad de tamaño considerable, donde nuestros dedos puedan moverse sin problemas, e idealmente, uno con soporte para gestos y multi-touch, que facilitan en gran medida el uso de la notebook. Apple es la marca más reconocida en estos aspectos, e incluso comercializa touchpads USB para conectar a otros equipos.
CONECTIVIDAD
Las cuestiones de conectividad no incluyen un solo aspecto de la notebook, sino que la atraviesan transversalmente. En primer lugar, debemos asegurarnos de tener una conectividad inalámbrica ideal, en tanto la computadora que vamos a adquirir es portátil: de más está decir que necesitamos una buena placa Wi-Fi (que idealmente incluya la norma N) y, también, soporte para la última versión de Bluetooth, que cada vez está más presente en teléfonos móviles. Si nos aseguramos de tener estos dos componentes, entonces el apartado inalámbrico quedará cubierto sin ningún problema. Las características de conectividad también incluyen los puertos con los que contamos a los costados del equipo. Más allá del lógico USB (es buena idea asegurarnos al menos tres puertos de este tipo), existen otras opciones que vale la pena destacar. Entre ellas, el puerto más interesante es el HD-Ml, que permite que conectemos nuestra notebook a un monitor o a un televisor de alta definición. De esta forma, podemos transformar el equipo en un completo centro multimedia, y así reproducir películas fácilmente. En la misma línea, es interesante contar con al menos un puerto DisplayPort, que es cada vez más común en los monitores de última generación. Un puerto VGA nos servirá también para conectar cualquier proyector, y un DVI nunca está de más.