Television Plasma

Sin comentarios »

Mostramos los tipos más importantes de televisores de alta definición y los factores clave que deberías considerar antes de abrir la cartera y comprar uno de ellos.

Cualquiera se ha sumergido en el mundo de las HDTV o siente la tentación de hacerlo. Pero comprar una televisión de alta definición nueva no es tarea fácil. ¿Qué aparato es el mejor para ti? ¿Una tele de pantalla de cristal líquido brillante? ¿Una pantalla de plasma con black levels
bastante ricos? ¿Un modelo enorme de rear-projection? Antes de decirle adiós al dinero ganado con tanto esfuerzo a lo largo del 2007, es mejor asegurarse de contar con toda la información necesaria. En esta historia exploramos los mitos y las realidades que hay alrededor de las televisiones de plasma para que te decidas por la que sea ideal para ti.

Teles de plasma: listas para la acción [películas]
Los televisores de plasma generan las resoluciones increíblemente nítidas necesarias para obtener una imagen de alta definición al exprimir miles de celdas minúsculas llenas de gas entre dos placas de vidrio. Estas celdas actúan como luces de neón en miniatura y se activan y controlan mediante electricidad. Ha pasado una década desde que aparecieron los primeros televisores de plasma en el mercado, y es posible que ya muchos de estos aparatos no sigan en uso hoy en día. La razón: los primeros televisores de plasma eran muy susceptibles al desgaste desigual de los fósforos (en general, una mezcla de gases neón y xenón) que se emplean para generar la luz que crea la imagen. El triste resultado es que estos paneles afectados exhiben una retención de la imagen permanente, que se conoce como “burn-in” o “quemado de pantalla”. Por el contrario, los televisores de plasma de la actualidad, como la Samsung, Panasonic y Vizio, usan fórmulas de fósforo más resistentes igualar el brillo absoluto de la pantalla de una LCD, y la mayoría de ellas son mejores para minimizar la luz ambiental que se refleja en la superficie de la pantalla. Además, las LCD son más adecuadas para funcionar a grandes altitudes, porque las teles de plasma generan más ruido electromecánico a medida que aumenta la altura sobre el nivel del mar.
Dejando de lado tales consideraciones, las televisiones de plasma esconden un gran as bajo la manga en el sentido de que ofrecen una imagen muchísimo más nítida y detallada que las LCD al momento de proyectar una imagen en movimiento. Esa nitidez también hace que ver videos en una tele de plasma fatigue menos la vista que ver el mismo contenido en una LCD. Además, en los ambientes de iluminación controlada, el brillo de la pantalla es mucho menos importante que otras características de la imagen más críticas, como el black level, la calidad cromática y el procesamiento efectivo de los videos. Las televisiones de plasma que pueden refrescarse a una velocidad de 72Hz, como la Pioneer PRO-940HD y la Pioneer PDP-5060HD, también son adecuadas para mostrar material a 24 fps, pues cada cuadro se muestra tres veces (3 x 24Hz = 72Hz); en cambio, cuando ese contenido se
convierte a la exhibición tradicional a 60Hz (es decir, 60 fps), aparece a una cadencia de cuadro irregular de 3:2. Estas características hacen que muchos describan las televisiones de plasma como las HDTV de los cinefilos.
que soportan mejor el paso del tiempo. Estos aparatos también incorporan gran variedad de esquemas electrónicos de protección que aseguran que el burn-in sea cosa del pasado.
Un mito popular alrededor de los televisores de plasma es que pueden liberar gas con el paso del tiempo. Es mentira: estos aparatos no liberan gas ni necesitan una “recarga” periódica. Tampoco requieren un servicio especial ni mantenimiento, más allá de la atención que esperarías darle a cualquier otra televisión de pantalla plana, como una recalibración básica.
Algunas teles de plasma nuevas tienen pantallas que supuestamente duran 100 mil horas de uso antes de alcanzar brillo medio. Una televisión de plasma comprada el día de hoy podría funcionar de manera continua por más de once años antes de alcanzar su vida media.
Este año fue testigo de la introducción de televisores de plasma de 42 pulgadas y mayores que ofrecen una resolución nativa de 1080p, igualando la máxima resolución de sus contrapartes de pantalla de cristal líquido. Pero los aparatos de plasma aún no pueden

Pantalla digital en tu hogar Vieta PDP-42

Sin comentarios »

Vieta acaba de introducir en el mercado el primer panel de plasma, que nace para
explotar a fondo las posibilidades no sólo del DVD Video sino también de la televisión
digital terrestre y en alta definición. La pantalla del PDP-42 tiene una diagonal de 42
pulgadas (algo más de 1 metro) en formato panorámico de 16:9 y alcanza una
resolución es de 852 x 480 plxeles con un nivel de brillo de 700 cd/m’ y una relación
de contraste de 600:1. Por lo tanto se pueden llegar a visualizar un total de 16,77
millones de colores, hecho que permite que esta pantalla amplíe hasta extremos
insospechados las posibilidades del DVD Vídeo y las fuentes de datos tradicionales.
En cuanto a conexiones, incorpora las clásicas tomas de Vídeo Compuesto,
S-Vídeo y Componentes de Vídeo, y además una toma DVI para recibir señales RGB
tanto analógicas como digitales y una toma RS-232C para control externo. No te
creas que toda esta capacidad de conexión revierte en una complicada instalación:
todo lo contrario. Un completo sistema de menús (Modo de Vídeo, Modo de
Ordenador, Modo de Sonido+Ecualizador, Modo de Ajuste y Modo de Temporizador)
permite acceder fácilmente a las opciones disponibles.

Tecnología


TELEVISOR DE PLASMA VIETA DPD-42

Sin comentarios »

Éste es el primer plasma de Vieta que llega al mercado de las grandes pantallas dispuesto a explotar al máximo la calidad de imagen tanto de DVD como de televisión digital. Con una medida que ya empieza a convertirse en estándar entre los plasmas de gran alzada, sus 42 pulgadas ofrecen un pulcro nivel de brillo
de 700 y una óptima relación de contraste, a lo que hay que sumar una completa visualización de 16,77 millones de colores. A su favor también cuenta un completo sistema de menús para un acceso sencillo a todas las opciones de las que dispone, la facilidad de instalación y la incorporación completa de las clásicas conexiones de vídeo.