En uno de los barrios más elegantes de la Ciudad de México, Philips generó un espacio de exhibición para tendencias tecnológicas de lo que, a su parecer, será el futuro tecnológico. Para mostrar estos prototipos, diseñadores, arquitectos e interioristas desarrollaron ambientes por demás artísticos que dejaron a la prensa asistente con cierta ansiedad por vivir en un lugar tal.
Muchos de los avances pueden servir desde para mejorar la estética de un espacio y mejorar la interacción con la tecnología, hasta salvar la vida de quien sufre un infarto. Este es el sentido: “proveer a la gente los productos que necesitará en los años futuros y entender su deseo por mejorar la calidad de vida”. Philips toma en cuenta tres áreas para la realización de innovaciones tecnológicas: pronóstico, investigación humana e investigación de la tendencia.
La primera analiza los cambios socio-culturales globales y regionales que están catalizando un cambio en los valores, las necesidades y el comportamiento de la gente. El segundo estudia cómo el ser humano le da un significado a sus vidas, cuáles son sus necesidades, y cómo se ven en un futuro. Con la entrada y la implicación de gente verdadera se examina su interacción con su ambiente familiar, y el significado de la tecnología en sus vidas, a fin de crear productos reales para gente real. Parece sencillo, pero implica mucho tiempo de investigación que puede ir de meses, a años, para lograr que un producto esté en tu sala, cocina o dormitorio. Pero no sólo eso, la investigación de la tendencia ofrece pronósticos globales y regionales de las preferencias culturales más importantes por los dos a tres años próximos. Al identificar los movimientos que están cambiando actualmente el paisaje cultural, los resultados incluyen progresos en arte, el diseño interior, el diseño automotor, la arquitectura, el cine, la comunicación, nuevos medios, música popular y alimento; asi como en áreas de aplicación especificas como deporte, juego, bienestar y salud personal.
De este modo se ve y se cocina el futuro en laboratorios donde ya alguien trabaja en cómo mejorar tu vida. Este tipo de visitas que hoy nos maravillan, serán una realidad en algunos años que no causará ninguna sorpresa.
¿Se acuerdan de la promesa de un dispositivo portátil que almacenaría toda tu música sin limite alguno? ¿Qué tal un mouse con luz en lugar de pelota? ¿Monitores de alta definición? Ahora piensen en altavoces de sonido envolvente que se mueven para acomodarse a la perfección o una pantalla táctil para dejar mensajes.