Conocerás ya WineHQ un potente emulador que permite ejecutar sobre Ubuntu aplicaciones diseñadas para Windows. Sin embargo, el principal problema con él es que no funciona con todos los títulos disponibles. Por lo tanto, hasta que haya una versión multiplataforma o basada en la web de tus aplicaciones, lo mejor será instalar un hipervisor y configurar una máquina virtual en la que puedas instalar una versión de Windows con la que ejecutar todo sin problemas. Una vez que Windows esté corriendo, no tendrás más que instalar tu software preferido y utilizarlo sin problemas.